Buscar

Cruzando el duelo

El duelo es dolor. Dolor por lo perdido, por aquello que se ha ido y no volverá.

En esta crisis sanitaria, económica y social, muchas son las personas que están pasando por una situación de duelo por un familiar, por un amigo... por la pérdida de un trabajo o negocio, por un nivel y modo de vida que no será igual.


La psiquiatra Elizabeth Kübler-Ross publicaba en 1969 el libro Sobre la muerte y los moribundos, donde identifica y describe las 5 fases por las que transcurre una persona que sufre un duelo y los sentimientos y emociones que le acompañan.


Un viaje a través del valle de la desesperanza hasta la aceptación, donde cada persona lo vive de manera distinta, con distintos ritmos y velocidades. En ocasiones las fases se entremezclan y puede haber retornos hacia fases ya pasadas.


Si queremos ayudar a alguien que esté sufriendo y viviendo un duelo, el primer paso será saber qué es lo que puede estar sintiendo y necesitando.


Veamos estas 5 fases y las características de cada una:


  • Fase de shock o Negación: el conocimiento de la noticia hace que la persona entre en un estado de shock. Lo vive como se de una pesadilla se tratara. Embotamiento emocional, falta de apetito y sueño.

"No me puede estar pasando a mí", "No entiendo nada", "Esto no puede ser verdad"

  • Fase de Ira: búsqueda de culpables, tratando de encontrar una explicación a lo sucedido. Fase de la búsqueda del porqué. Sentimientos de rabia y frustración.

"¿Por qué a mí?, "La culpa es de..."

  • Fase de Negociación: esperanza interior de poder revocar la pérdida.

"Si hubiera salido antes..." "Si le hubiera acompañado..." "Si no me hubiera ido..."

  • Fase de Depresión: tristeza profunda, pérdida de motivación y sensación de vacío. Esta fase puede ser la más larga y difícil de superar. Es muy importante estar atentos a las consecuencias que tiene en la vida diaria de la persona. Un duelo normal puede durar entre 1 y 2 años, en función de las circunstancias de la pérdida. El duelo se considera patológico cuando la persona no es capaz de recuperar su vida diaria con cierta normalidad y los patrones de sueño, alimentación y cuidado se ven alterados.

  • Fase de aceptación: los duelos por seres queridos no se superan, simplemente se aceptan y se aprende a vivir con ello. Para poder recuperar la motivación, es necesario encontrar o recuperar el sentido o propósito de la vida.

"¿Qué puedo hacer a partir de este momento?", "¿Cuál es mi papel?, ¿Qué espera la vida de mí?


Tras conocer las distintas fases del duelo, cabría plantearse la siguiente pregunta:

¿Qué puede necesitar esta persona? Lo resumiría en 3 palabras:


  • Apoyo. Demuéstraselo con hechos y no solo con dichos.

  • Amor. Dile lo que sientes y permítele que lo haga también.

  • Escucha. Sin juicios, sin explicaciones ni contestaciones. Solo escucha y acoge.


La muerte, la pérdida y el fracaso también son parte de la vida.


Ante estas situaciones: acéptalas e intégralas en tu vida para seguir adelante, rodéate de personas que te quieren y confía en tu fortaleza para avanzar.







26 vistas
ContactO

Tel. 0034 644 30 44 95

marta@kleinaction.com

  • YouTube
  • Icono social Twitter
  • Facebook icono social
  • Icono social LinkedIn
  • Instagram

Nombre *

Apellidos

Email *

Asunto *

Mensaje

© 2017 by Marta Freire. Proudly created with Wix.com